Comenzando un año de oración

La oración no es solo otra cosa buena que hacer; es absolutamente necesario si queremos conocer la voluntad de Dios en nuestra vida y acercarnos a él. El problema es encontrar tiempo y fuerza de voluntad para orar.

Durante las próximas cuatro semanas, nuestra familia parroquial está comenzando el año con oración. ¿Cómo nos volvemos un poco más intencionales en nuestra vida de oración?

En este video, el P. Mike Schmitz sugiere que comencemos por hacer estas cuatro preguntas simples: ¿Cuándo debo orar, dónde debo orar, qué debo orar y por qué debo orar?

El desafío de oración de esta semana para nuestra parroquia es dedicar 5 minutos de tiempo de oración indiviso a su rutina matutina. Aquí hay algunas sugerencias:

  1. Lea el evangelio todos los días de esta semana y medite en algunas palabras o versículos que le llamen la atención. (También puede ver nuestras reflexiones diarias en video en Facebook).
  2. Comience con una ofrenda por la mañana y hable con Dios sobre su horario para el día.
  3. Dale gracias a Dios por el día y dale tu estrés y preocupaciones. Dígale lo que le pesa y ofrezca sus preocupaciones y sufrimientos a Cristo.

¡Buena suerte con tu desafío de oración esta semana! “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Nuevo