Conciencia Sobre La Violencia Doméstica

Jesus Wept

ENTENDIENDO LOS HECHOS

Alrededor del mundo, los gobiernos han pedido a los residentes que se queden en casa y mitiguen la propagación del COVID-19. Sin embargo, la realidad es que para las víctimas de violencia doméstica, la gran mayoría mujeres y niños, el hogar es un lugar peligroso. Incluso antes del estrés adicional de COVID-19, 1 de cada 4 mujeres y 1 de cada 9 hombres experimentaron violencia doméstica severa, según informó la Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica. El abuso o la violencia doméstica se refiere a física, sexual o psicológica de una pareja o cónyuge actual o anterior, incluso en las relaciones de adolescentes.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA SER ÚTIL SI UNA SITUACIÓN ABUSIVA SE REVELA?

  • Escucha. Creé. Refiere. Comparte que el abuso no es la voluntad de Dios. Hay ayuda disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana en la línea directa Nacional contra la Violencia Doméstica: 1-800-799 (7233) o en www.ndvh.org.
  • Hágales saber que sin intervención, el abuso a menudo aumenta en frecuencia y severidad con el tiempo.
  • Busque ayuda de expertos llamando a la Línea Directa Nacional de Violencia Doméstica. Refiéralos solo a programas de consejería especializados en violencia doméstica, no a consejería de parejas.
  • Si es posible, anime a la persona abusiva a buscar ayuda. Asistir a un grupo de recuperación apropiado de 12 pasos ha ayudado a muchas personas.