Formación de fe durante COVID-19

1st Communion

Muchas personas en la parroquia Mission San Luis Rey se preguntan, ¿qué pasó con la educación religiosa? Con la incapacidad de reunirse para clases de educación religiosa, retiros juveniles o programas de preparación, ¿cómo se atiende a nuestras necesidades de educación religiosa? ¿Qué se está haciendo para todos los niños que se preparan para la Primera Comunión y los Jóvenes Adultos para la Confirmación?

El Hermano Tito, nuestro Director de Educación Religiosa y Natalie Ibarra, Coordinadora de Jóvenes, informan que, aunque los padres y los catequistas enfrentan grandes desafíos con COVID-19, la formación en la fe continúa a buen ritmo en nuestra parroquia, aunque la manera en que continuamos es diferente a lo que estamos acostumbrados. La formación en la fe no es como aprender un idioma o resolver un problema matemático.

La formación de fe tiene su base en la construcción de relaciones. Por medio de las relaciones, nuestra fe crece y conocemos el amor de Dios por medio de nuestros familiares, amistades y catequistas. Todos los catequistas de nuestro programa son voluntarios que comparten su fe con los estudiantes con amor y creatividad. Actualmente, se comunican por correo electrónico, Facebook, conferencias de Zoom y llamadas telefónicas. Nuestro Equipo de educación religiosa ha encontrado formas creativas de ayudar a sus maestros y estudiantes a mantenerse conectados para crecer en su formación.

Sandra, Judy y Natalie Ibarra trabajaron juntas para crear un video, “Repaso de Eucaristía” para que los estudiantes terminen con los estudios de Eucaristía. La primera comunión generalmente ocurre en primavera o principios de verano, con grandes grupos de familiares reunidos para celebrar este feliz evento en la vida de un joven cristiano. Y aunque nadie sabe aun cuándo podrán recibir el Sacramento, los padres y los catequistas están trabajando juntos para preparar a nuestros hijos para ese gran día. Para los Jóvenes, Natalie creo un video para de Viacrucis y tienen sus reuniones semanales por conferencias de video.

El Hermano Tito expreso la importancia de estar listo para el sacramento, al conocer y amar verdaderamente a Jesús. Eso es lo que reciben en la Eucaristía, un verdadero encuentro con Cristo. Como parte del camino a ese encuentro, se les mando material e instrucciones a los padres de familia y catequistas para mantenerse en contacto con sus estudiantes. Se les envió divertidos proyectos basados en el hogar durante Semana Santa y la Pascua. Proyectos como el Viacrucis, hacer rosarios en casa, rezar la Coronilla de Divina Misericordia, Construir altares, actuaciones bíblicas y mucho más. Todo esto les da a los padres y a los niños tiempo para orar, hablar sobre Dios y compartir su fe. El saber que Dios es amor y que Dios los ama crece en ese ambiente. Esto es el corazón del enfoque franciscano de la educación religiosa.