Tiempo de la Creación 2020

Jubileo de la Tierra! 1 de Septiembre – 4 de Octubre

St. Francis at Prayer

Empezando este día y por 4 domingos más estaremos compartiendo pensamientos de la creación. El Tiempo de la Creación es un nuevo tiempo litúrgico para la comunidad católica a nivel mundial, ya que se une a la historia de celebración ecuménica/ortodoxa de 30 años bajo el liderazgo del Papa Francisco y mediante la promoción del Dicasterio Vaticano para la Promoción del Desarrollo Humano Integral. Se extiende desde el 1 de septiembre, Jornada mundial de oración por el cuidado de la creación, hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís. Es un tiempo litúrgico dedicado a la oración, la reflexión y la celebración de Dios como creador. También celebra y reflexiona en oración sobre los ataques de la creación y la misión que Dios nos ha encomendado de cuidar de la creación y responder a sus necesidades y crisis hoy.

En la primera lectura, Ezequiel describe la advertencia de Dios para sí mismo y para nosotros: somos responsables unos de otros. Si escuchamos y no transmitimos la Palabra de Dios, el llamado de Dios a la conversión a aquellos a quienes está destinado, seremos responsables y cómplices de su pecado y del sufrimiento y el castigo que conlleva. Una de las creencias centrales del Papa Francisco en el corazón de “Laudato Si” es que todo y todos estamos conectados, somos interdependientes. Somos responsables unos de otros. Dios nos habla y nos llama a la conversión de muchas maneras. En el contexto del Tiempo de la Creación, necesitamos escuchar esa Palabra de Dios en “el clamor de la tierra y el clamor de los pobres”. (L.S.49)

La carta de San Pablo a los Romanos sitúa esta educación profética e invitación al cuidado de la creación en su contexto más profundo: son expresiones de los grandes mandamientos que lo resumen todo: Amar a Dios. Ama a tu prójimo. Todo es interdependiente, todo está interconectado. No podemos decir que amamos a nuestro prójimo si no nos preocupamos por el aire, el agua, la tierra, los sistemas ecológicos, la intrincada red de la vida de la que nuestros vecinos y nosotros dependemos para la vida misma.

En el evangelio, Jesús presenta una manera de transmitir las urgentes advertencias proféticas en este tiempo de crisis ecológica, un enfoque que muestra respeto por aquellos que necesitan escuchar estas verdades e invita a la conversión de manera suave pero persistente. Al mismo tiempo, el enfoque es realista: habrá quienes no escucharán. La palabra profética sobre estos temas es demasiado importante y urgente como para empantanarse en discusiones interminables con aquellos que, en las palabras del Salmo 12, han endurecido sus corazones. Continúe hacia donde el trabajo de conversión y el crecimiento de la Nueva Creación puedan encontrar un terreno fértil y multiplicarse por cien. Cristo también nos llama juntos en oración, prometiendo estar con nosotros, prometiéndonos que nuestra oración será escuchada. Dejemos que nuestra oración profundice nuestro asombro y reverencia ante Dios revelado poderosamente en la creación.

Paz y bien. (tomado del panfleto Tiempo de la Creación 2020)

Para recursos y información visiten a: https://www.sdcatholic.org/es/oficina-de/vida-familiar-y-espiritualidad/el-cuidado-de-la-creacion-para-familias/