Nuestros Ojos Están Fijos en el Señor

Escuchemos más la voz del Espíritu Santo y no a nuestras propias voces o las del mundo. Pidamos al Espíritu Santo que
aumenta nuestra fe para que no vacilemos en nuestros tiempos áridos y tormentosos. –Padre Alberto Villafan, OFM.

Al escuchar y meditar el Evangelio de este Domingo, Décimo Cuarto del Tiempo Ordinario, deberíamos hacernos varias preguntas. ¿Somos espectadores, seguidores, creyentes o auténticos seguidores de Jesús? ¿Vemos a Jesús como un profeta o como el verdadero Dios? ¿Escuchamos la Buena Nueva y la ponemos en práctica? Lastimosamente muchos Católicos nos identificamos con la audiencia y congregación a la cual se dirige Jesús durante su discurso. Creemos en Jesús, en sus milagros, prodigios y sanaciones, pero no vamos más allá. Nuestra capacidad es muy limitada, la cual nos lleva a ser personas muy incrédulas; decimos creer, pero nuestros hechos y acciones dicen todo lo contrario. Hay otras personas de otras denominaciones Cristianas, quienes se atreven a decir que Jesús tuvo más hermanos biológicos porque se han quedado con el Jesús humano y profeta. A esas personas, y también a nosotros, Jesús nos invita a que nos dejemos llevar por la fe porque esa fe nos llevará a ver y aceptar a Jesús como verdadero Dios. El Cristiano Católico que se deja llevar por sus ideologías, opiniones humanas y creencias según lo que le inspira el espíritu humano, jamás va a entender quién es verdaderamente Jesús, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.

Peace Be With You

Por otro lado, Jesús era simplemente visto como un profeta, aunque los dejaba muy desconcertados al ver sus múltiples milagros, prodigios y sanaciones. Jesús les dijo: “’Un profeta solo es despreciado en su tierra, entre sus parientes y entre los suyos.’ Y no pudo hacer allí ningún milagro. Tan sólo sanó a unos pocos enfermos, imponiéndoles las manos.” Y estaba sorprendido de su falta de fe. Si cada uno de nosotros evaluamos nuestra fe en Jesús, seguramente Jesús también estaría muy sorprendido por nuestra falta de fe e incredulidad. Tenemos que ver, palpar y tocar para creer verdaderamente en Jesús. ¿Cuántas veces Jesús nos pone a prueba, especialmente cuando pasamos por enfermedades y momentos críticos? Es muy fácil creer y tener fe en Jesús cuando todo marcha de maravilla y de color de rosa en nuestras vidas. Sin embargo, cuando experimentamos y vivimos todo lo contrario, nos desesperamos, perdemos la fe, confianza en Dios, y hasta le reclamamos, y de todo nos quejamos. Seamos Cristianos Católicos constantes y perseverantes en todo momento, aun cuando nos sentimos que nos ahogamos en un vaso de agua.

Jesús siempre ha estado, esta y estará en medio de nosotros; solo basta tener mucha fe y confianza en Él. Hoy Jesús nos pide confiar siempre en Él, en medio de la tormenta e incertidumbre. Aunque parezca que no nos escucha y que está dormido, ahí está Él en medio de nosotros. Escuchemos más la voz del Espíritu Santo y no a nuestras propias voces o las del mundo. Pidamos al Espíritu Santo que aumente nuestra fe para no flaquear en nuestros momentos áridos y tormentosos. El Espíritu Santo nos da y nos dará siempre la sabiduría para discernir lo que viene de Él y lo que no viene de Él. No todo lo que pensamos, intuimos e imaginamos viene de Él. Que Jesús nos de la Fortaleza para ser fieles en su seguimiento y llamamiento hasta el final. Amen. Que así sea.

Con cariño y respeto: Padre Alberto Villafan, ofm
Párroco Asociado

Fr. Alberto Villafan, OFM

¿Le gustaría recibir el mensaje de nuestro pastor? “Desde el escritorio del pastor”, cada fin de semana por correo electrónico? Haga clic para unirse a este grupo de Flocknote, o use el formulario a continuación para registrarse.

¡Regístrese para unirse al rebaño!

¿Quiere mantenerse actualizado con notificaciones por mensaje de texto y / o correo electrónico sobre los próximos eventos, horarios de misas y más? ¿Le gustaría recibir su boletín semanal por correo electrónico o conectarse con uno de nuestros ministerios? ¡Te tenemos cubierto! Esta es la mejor manera de obtener la información más reciente de la Parroquia Mission San Luis Rey durante las reglas de la pandemia en constante cambio y el clima impredecible.

Hay dos formas sencillas de registrarse en nuestro sistema de mensajes de texto y correo electrónico parroquial:

Simplemente envíe un mensaje de TEXTO con las palabras “MSLRP” al número 202-765-3441.

Use su computadora para registrarse. Simplemente visite: sanluisreyparish.flocknote.com

Tenga en cuenta. No enviaremos mensajes de spam. No venderemos ni enviaremos sus datos a ningún tercero. ¡Su información permanece en nuestro sistema parroquial y está segura y protegida con nosotros! ¡Bienvenido a la bandada de MSLRP en Flocknote!