RECORDANDO A TALA PAULO

Peace Be With You

La semana pasada, nuestro amado hermano Tala regresó a casa con Dios. Ofrecemos nuestras condolencias a su esposa Tini y a todos sus hijos y familiares. Pero el fallecimiento de Tala no solo lo siente su familia biológica. Nosotros, su familia de la iglesia, también estamos desconsolados.

En nuestra parroquia, Tala era nuestro ujier principal. Para él, ese puesto no se trataba solo de coordinar a los otros ujieres. En cambio, ejemplificó a los demás de cómo es una genuina y cálida hospitalidad. Saludaba a cada persona que entraba por la puerta con una sonrisa y una alegre bienvenida. Acompañaba a las personas a encontrar asientos disponibles y se aseguraba de que estuvieran cómodos.

Tala Paulo

Tala también fue miembro de nuestro Ministerio de Diversidad Cultural. Su origen samoano no lo mantuvo solo activo en la comunidad samoana. Más bien, estaba dispuesto a servir como puente, conectando los diversos orígenes de nuestra comunidad parroquial. Se esforzaba por asistir y participar en eventos culturales distintos a los suyos.

En toda mi experiencia sirviendo con Tala en el Consejo Pastoral y Caballeros de Colón, siempre mostró su profunda fe en Dios y su profundo amor por la Iglesia Católica. Y estaba dispuesto a poner esta fe en acción. Cuando busqué voluntarios para ayudar a la ciudad de Oceanside en tomar una encuesta de la población sin hogar, él fue uno de los pocos que respondieron y procedieron a salir en una fría mañana de febrero.

En resumen, Tala realmente personificó lo que es la Parroquia Misión San Luis Rey. En nuestra declaración de misión, reconocemos la realidad multicultural de nuestra parroquia y nos esforzamos por dar la bienvenida a todos al amor inclusivo de Dios y construir un mundo justo y compasivo. Tala hizo todo eso.

Su fallecimiento deja un gran vacío en los corazones de quienes tuvieron la bendición de conocerlo y también en la vida de nuestra parroquia. Pero espero que su vida nos haya inspirado para qué, como él, tratar de encarnar mejor nuestra identidad parroquial. Oro para que más personas como Tala se levanten para ser los nuevos rostros acogedores y que construyan puentes en nuestra parroquia.

Descansa en paz Tala. Nos despedimos de ti con estas palabras del canto fúnebre samoano:

Mo’omo’oga sa molia i talosaga (Esperanzas selladas en oraciones)
ta nonofo fa’atasi i lenei olaga (fue para que tú y yo estemos juntos en esta vida)
A o lenei ua vala’au ina oe (Pero ahora has sido convocado)
e Ieova o lo ta’ua leoleo mamoe (por Jehová, nuestro Pastor)

Padre Sam Nasada, OFM