Refugiados

refugiados

Nosotros, como cristianos, estamos llamados a dar la bienvenida a nuestro nuevo prójimo con el mismo amor y compasión que quisiéramos que se nos mostrara en tiempos de persecución.

Padre Sam Nasada, OFM Pastor Asociado

Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. (Mateo 25:35)

El mes pasado, una organización llamada Ángeles Fronterizos (Border Angels) me invitó a realizar una de sus caminatas en una región montañosa en el sureste del Condado de San Diego. Después de una caminata agotadora de más de una hora, llegamos a un lugar donde procedieron a pedirme que dirigiera al grupo en oración.

Fr. Sam Nasada, OFM

El 10 de febrero de este año, en este mismo lugar, Juana Santos Arce, de 35 años; Margarita Santos Arce, 32 años; y Paula Santos Arce, de 29 años, perdieron la vida después de cruzar la frontera desde México. Eran de El Jicaral, un pequeño pueblo en las montañas del centro de Oaxaca. La condición de nieve en las montañas ese día fue demasiado para ellas y pidieron ayuda. Cuando los agentes de la Patrulla Fronteriza llegaron a ellas, dos de las hermanas ya habían muerto y la tercera murió a pocas horas de hipotermia. Todavía podía ver algunos suministros médicos que quedaron atrás de ese trágico día.

Los familiares dijeron a los medios de comunicación en México que por falta de trabajo y dinero, las hermanas estaban tratando de lograr el sueño americano. Su historia no es única. Hoy en día, más de 70 millones de personas en todo el mundo han sido desplazadas forzosamente de sus hogares, casi 26 millones de estas personas son refugiados. Muchos de ellos murieron tratando de llegar a lugares seguros.

El 20 de junio celebramos el Día Mundial del Refugiado. Es una enseñanza Católica fundamental que todo ser humano ha sido creado a imagen de Dios y, por lo tanto, tiene derecho a la dignidad y el respeto. La Iglesia Católica considera que ayudar a los necesitados es un deber Cristiano fundamental que se deriva directamente de la vida de misericordia de Cristo, quien fue un migrante e hijo de refugiados. Nosotros, como Cristianos, estamos llamados a dar la bienvenida a nuestros nuevos vecinos con el mismo amor y compasión que quisiéramos que se nos mostrara en tiempos de persecución.

Estados Unidos ha sido tradicionalmente la piedra angular del sistema humanitario internacional que protege a los refugiados que tan desesperadamente necesitan ayuda. Debemos mantener nuestra posición de liderazgo y proteger la asistencia humanitaria y de desarrollo de los EE.UU. que salvan vidas, lo que ayuda a satisfacer las necesidades básicas de los refugiados y los migrantes vulnerables y aborda las causas fundamentales de la migración y el desplazamiento. Si hubiéramos sido más consistentes en hacer esto, tal vez personas como Juana, Margarita y Paula no hubieran sentido la necesidad de emprender un viaje tan arduo para buscar seguridad y protección.

Pasé unos momentos orando con los voluntarios de los Ángeles Fronterizos ese día. Nuestras emociones se apoderaron de nosotros. Traté de imaginar el dolor que debe sentir un padre al perder a tres de sus hijas al mismo tiempo. Recé para que un día no hubiera más muertes trágicas e innecesarias de personas como Juana, Margarita, Paula y miles más en nuestra frontera sur.

Paz, Padre Sam
Párroco Asociado

Fr. Sam Nasada, OFM

¿Le gustaría recibir el mensaje de nuestro pastor? “Desde el escritorio del pastor”, cada fin de semana por correo electrónico? Haga clic para unirse a este grupo de Flocknote, o use el formulario a continuación para registrarse.

¡Regístrese para unirse al rebaño!

¿Quiere mantenerse actualizado con notificaciones por mensaje de texto y / o correo electrónico sobre los próximos eventos, horarios de misas y más? ¿Le gustaría recibir su boletín semanal por correo electrónico o conectarse con uno de nuestros ministerios? ¡Te tenemos cubierto! Esta es la mejor manera de obtener la información más reciente de la Parroquia Mission San Luis Rey durante las reglas de la pandemia en constante cambio y el clima impredecible.

Hay dos formas sencillas de registrarse en nuestro sistema de mensajes de texto y correo electrónico parroquial:

Simplemente envíe un mensaje de TEXTO con las palabras “MSLRP” al número 202-765-3441.

Use su computadora para registrarse. Simplemente visite: sanluisreyparish.flocknote.com

Tenga en cuenta. No enviaremos mensajes de spam. No venderemos ni enviaremos sus datos a ningún tercero. ¡Su información permanece en nuestro sistema parroquial y está segura y protegida con nosotros! ¡Bienvenido a la bandada de MSLRP en Flocknote!